350/365 – En cada esquina.

By Carlos Salvador, 6 marzo, 2017

No sé qué será de mi vida. En parte la ansiedad me agita, pero por otro lado, soy muy feliz sin saberlo. Barcelona se convierte en un lugar que nunca pasará desapercibido a lo largo de mi existencia. He descubierto que me gustan cosas que no sabía que existían. Mi vida se ha vuelto más permeable y en cada esquina, cada bifurcación, me encuentro conmigo mismo.

Pienso que eso nos hace diferentes. Un pibe de la cuarta que hizo tal o cual cosa. Que sigue en Barna haciendo tales o cuales cosas. No quiere decir que sea mejor, ni mucho menos. Quiere decir que realmente todos somos únicos. Cada día será más difícil que alguien se parezca a otra persona.

Sin hablar de lo que cada uno siente, lee, mira, escucha, ama y odia. Por ejemplo, siento que la tranquilidad se rompe mientras miro y escucho a esa ambulancia tan hija de puta. Como hay cosas nuevas y fascinantes, hay cosas nuevas e insoportables. Las ambulancias de este lugar son de lo más desagradable que he oído. Van extremadamente despacio. Entiendo que deben ser precavidas, sino, tendrían más trabajo. Pero viejo, el de la derecha es el acelerador, pisalo hermano. Pero siendo honesto, la velocidad no me molesta. Me rompe mucho la sirena que tienen. No es regular, aturde a quienes no debe y sube y baja el volumen sin razón alguna. Imagino que dentro del vehículo están los médicos, el conductor y un ayudante que, además de buscar la dirección, hace de “DJ” con la sirena. Me gustaría saber cómo es el curso de iniciación para esos “DJs” frustrados. Quizás es similar al curso de árbitro de fútbol, porque todos sabemos que un árbitro es un futbolista frustrado y un masoquista.

Como todo, como esos caminos que nos llevan a encontrarnos con nosotros mismos. Nada es perfecto. El día que me mudé cerca del hospital más importante de la ciudad, no imaginé que padecería tanto el ruido que hacen quienes pretenden salvar a otros. Si dependiera de mí, cambiaría esa sirena del infierno.

¿Qué pensás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *