338/365 – Amor moderno.

By Carlos Salvador, 22 febrero, 2017

Lo veo distinto. No sé, cambiado. No podría explicarlo con palabras, son cosas que se sienten ¿viste? Ya no es el mismo. Al principio estábamos juntos todo el tiempo. Nos vivíamos tocando. Todo el día pegados. Compartimos muchas cosas. Varios veranos. Ahora el frío reina entre nosotros. Como si algo se hubiera roto para siempre.

Un día escuché que cuando se rompe la magia ya nada es igual. Por más que quieras e intentes con ganas. Todo se ha perdido irremediablemente. Al final, explicaban que es mejor mantener la compostura y salvar algo de dignidad, por amor propio. Tené en cuenta que yo también he hecho mucho para estar con él y creo que aún valgo la pena. Es verdad que mi época pasó y que hay carne nueva en el mercado. Pero si este cuerpo hablara y te contara las cosas que hemos hecho. Dios, lo voy a extrañar mucho.

Da igual, mantendré la postura y seguiré mi camino. Siento que aún valgo y que alguien me puede adorar. Quien te dice que me enganche uno más joven. El mundo está loco, sé de niños a los que les gusta mi estilo. No sé si me atrevo, sería una aventura muy loca, pero no cierro ninguna puerta. Aún siento que tengo vida para rato.

Apenas pudo, el celular saltó de su bolsillo. Para él fue la excusa perfecta para comprar un celular más nuevo. Un tipo lo encontró y se lo regaló a su hijo, aún andaba perfecto y fue el primero amor del niño. A veces no perdemos cosas, las cosas nos pierden.

¿Qué pensás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *